viernes, 15 de mayo de 2015

Como mejorar la técnica de natación

Hola a todos, muchos cambios en mi vida ha hecho que tenga muy abandonado ciertos aspectos de mi vida personal, pero hay dos personitas que vinieron a este mundo hace muy muy poco tiempo que requieren toda mi atención.

Algunos amigos y compañeros me siguen consultado como mejorar la técnica de natación porque están entrenando y ven que la progresión se ha frenado en seco.

Es fácil, quieres saber como mejorar la técnica de natación?

Sigue algunos de los consejos que te pongo a continuación:

1. Estírate al nadar
Terry Laughlin siempre dice: "El agua es 1.000 veces más densa que el aire", así que uno de los factores mas importantes es intentar deslizar el cuerpo a través del agujero mas pequeño que podamos imaginar el el agua. Esta técnica requiere de un trabajo bastante importante de los abdominales. Tenemos que tener siempre en mente un eje central que va desde nuestra cabeza hasta el extremo opuesto de la piscina. En cada brazada, tenemos que intentar el brazo lo máximo posible pero nunca sin cruzar dicho eje. la espalda se debe mantener baja y el cuerpo ha de girar sobre dicho eje. Así que recuerda, cuerpo estirado y alineado, brazada lo mas lejos posible y girar sobre el eje que cruza nuestro cuerpo de pies a cabeza.

2. Agarre en el agua
Piensa en tus manos a la hora de hacer el movimiento de la brazada. Si solo hacemos el agarre con la mano es como saltar solo con los pies. Agarra el agua con todo su antebrazo y la mano, manten siempre el antebrazo en ángulo recto con respecto a la parte superior del brazo agarra el agua con la mano como si estuvieras cogiendo arena con una pala. No relajes las manos, deben estar siempre planas y firmes. Recuerda, el agarre lo hacemos con todo el brazo y la mano.

3. Rotación del cuerpo
Vamos a pensar en lo que comentamos anteriormente sobre el eje sobre el cual giraba el cuerpo. Siempre hago el mismo truco para que la gente se de cuenta de la importancia de la rotación. Situarte frente a una pared, de manera que te falte tocar la pared con la punta de los dedos como 5 cms cuando estures el brazo hacia ella. Ahora gira el cuerpo e intenta tocar de nuevo la pared, mas fácil verdad?

Si pensamos en la postura del cuerpo girado, la parte alta tiene el brazo que acaba de terminar la brazada, preparándose para volver al agua. A la vez, el brazo que esta dentro del agua comienza el tirón del agua, la postura favorece hacer mas presión sobre el agua que si el cuerpo estuviera de frente, pero además, y aquí esta el truco, cuando lanzamos el brazo que tenemos arriba hacia delante para empezar el agarre, se produce a la vez una la rotación de las caderas y el torso, el brazo baja y tira del brazo que esta bajo el agua, lo que produce una aceleración en el movimiento.

4. Baja la cabeza, no hay nada que ver fuera de ella
Esto es una cuestión de hidrodinámica, si subes la cabeza, baja el cuerpo, como consecuencia se produce una resistencia al movimiento. intenta mantener la cabeza en linea con el tronco, evita moverla al respirar, recuerda que la cabeza acompaña al hombro cuando respiramos, nunca giramos al respirar. Si la mantienes en linea, mantendrás el tronco alto, la espalda baja y reducirás la tensión del cuello.



5. Vamos a contar brazadas
En la piscina, menos es mas, menos brazadas menor esfuerzo. Siempre hay que tener en mente que el agua no es nuestro medio y que nos impulsamos básicamente con músculos que no están "diseñados" para ello por lo que debemos ahorrar y optimizar nuestros movimientos. Un buen ritmo de braza puede estar en tormo a las 7 brazadas completas por cada 25 metros. Vamos a trabajar pensando en ello, vamos a estirar y deslizar el máximo en nuestros entrenamientos con el objetivo de mantener siempre el mismo numero de brazadas por largo.

6. Hay que mover también los pies.
Si eres un buen "pateador", eres un buen nadador, dice Phelps. Este creo que es uno de los puntos mas importantes a la hora de mejorar tiempos. El secreto está en convertir tus pies en aletas. Trabaja la flexibilidad de tus tobillos, con el trabajo de aletas, y una de mis mejores recomendaciones que te puedo hacer: trabaja siempre pies al mismo ritmo de competición, da igual los metros que sean y los descansos que necesites, la prioridad es conseguir mantener el ritmo de patada, estoy cansado de ver gente en las piscinas haciendo pies con el corcho que solo le falta comerse un paquete de pipas mientras lo hacen, es como querer entrenar la prueba de 100 lisos en atletismo entrenando siempre a ritmo de maraton. Recuerda, intensidad, flexibilidad. Como la técnica es un poco difícil de aplicar con palabras, he buscado un vídeo en YouTube para que la podáis ver:



7. No te olvides de respirar
Si te falta el aire cada vez que la cabeza se acerca al agua es una manera de ahogarte. Intenta soltar todo el aire que puedas (no todo, sobre el 90%) mientras tu cara se mantiene sumergida. Así podrás hacer una espiración completa cuando la cara este en al parte alta del movimiento. Normalmente los nadadores principian tes (y yo, lo reconozco) respiran siempre en el mismo lado pero tengo que recomendar, aunque yo no lo haga ya por vicio respirar a ambos lados después de tres brazadas, o sea, respiramos a la derecha, tres brazadas y respiramos a la izquierda. SI haces esto, te ayudara a reducir la tensión en el cuello y los hombros que resulta de respirar siempre en el mismo lado.

Para terminar os dejo un vídeo sobre la técnica de natación.

Te ha parecido interesante este articulo? haz click aquí para twitearlo.